LAS CALAVERITAS EN SU … PUNTO MEDIO

Diego Sinhue, Gobernador de Guanajuato.

Se acercaba el día de muertos era el momento perfecto para pedir calavera a los alemanes que estaban más que dispuestos, así fue como Diego en San Miguel aprovechó para contento decir otro país a Guanajuato volteo, para dejar más billete y de empleos hacer creación, mientras esto sucedía la muerte se la acercó muy bajito en el oído le dijo qué pasa, mi niño Diego, a mí no me  pediste  opinión, así que sólo por eso te llevaré al panteón, es que no te has dado cuenta de la triste situación, que en el estado se vive no sólo por el castigo de la federación, tal y como tú dijiste entre todos tenemos solución.

Diego desconcertado se dirigió a la huesuda  ” A qué te refieres flaca si yo a ti ni te conozco, es más no sé si estás afiliada alguno de los programas, en esta pandemia que creamos para salvar nuestras vidas, la economía y el bolsillo de todo aquel que así lo requería” , la muerte muy espantada y solo mirando a Diego, se quedó pasmada,  ante lo que en ese momento ella se enteraba, pues más de 5 meses en la lista de espera llevaba, pues tan sólo le decían que el proceso reiniciará, que le hacían falta papeles, o incluso que en garantía tenía que dejar su tan necesaria guadaña, esto sólo hizo que la muerte es encabritara, y alzando la voz le dijo de plano tú no sabes nada, acaso ya te enteraste o alguien te dijo, de todo lo que ha pasado y que todo esta canijo,  es más tan sólo te digo, que conmigo no hay tanto rollo así es de que de una vez,  en este momento te vas al hoyo.

Diego desconcertado le dijo y hasta un tanto molestó “A ver cálmate tranquila cómo podemos solucionar esto, tal vez acaso quisieras participar en la contienda para el 2021, al cabo yo soy el que lleva la agenda, qué te parece si acaso hacemos una alianza y seguimos como si nada en esta tierra del Quijote y Sancho Panza”., pensando un momento la muerte se quedó recargada de aquella su vieja guadaña, aunque de repente un salto dio, y es que ya casi la habían dejado sin nada, tan sólo fueron dos segundos y casi le daban baje con todo lo que cargaba, de nueva cuenta enojada le dijo a Diego,  ahora sí, vámonos de una vez, porque tan sólo la cara me quieres ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s